TALLER D’HISTÒRIA: SALDA ELS MEUS DEUTES, ESTIMADA MELINÉE

manouchian
“Querida Melinée, mi pequeña huérfana (…) tengo 2.000 francos en la maleta de la calle Plaisance. Salda mis deudas”
Estas palabras son de Missak Manouchian, luchador en las filas del Movimiento Obrero Inmigrante, uno de los brazos del Partido Comunista y militante en la Resistencia francesa durante el nazismo. Las escribió poco antes de su ejecución. Yo leí su carta después de ver la película sobre su vida “L’armée du crime” y ya no pude olvidar la integridad y sensibilidad de un hombre que escribe esas palabras: “salda mis deudas”, mi querida Melinée.
Traigo este testimonio a colación de un trabajo que hice en 4º de ESO sobre el fascismo y el nazismo. Decidí, junto a mi compañero, incluir en el temario un aspecto que me ha perseguido toda mi vida: la necesidad, el deber, la libertad de resistir. Ofrecerles el ejemplo (en el sentido de Agamben) de los que dijeron no, de los righteous, de los justos. Así, completamos la unidad con estas historias de vida, de gente corriente que un día se tornó extraordinaria.
La organización consistió en repartir a diferentes grupos diferentes historias de vida de resistencia, encontradas en los cajones del Yad Vashem y en otros lugares. Cada grupo disponía de historias de personas muy diferentes entre sí que habían actuado contra el nazismo por muy diferentes motivos (motivos ideológicos, religiosos, morales o puro sentido común) y de muy diferentes maneras (resistencia armada, resistencia pacífica, trabajo clandestino, etc). Una vez leído, debían exponer un resumen de esas vidas y destacar una frase de cartas que estas personas habían escrito o cartas que les habían escrito.
Creo que  este ejercicio es fundamental cuando hablamos del fascismo y de la historia: hacer saber que siempre ha habido personas con capacidad de resistir, con un fuego interno que les llevó a decir “no”.  Aquí tenéis las cartas de Manouk Manouchian (una resistencia basada en la dimensión ideológica), Andrée Gueule (una resistencia basada en el sentido de justicia), André Trocmé (una resistencia basada en la creencia religiosa y la carta que escribieron un grupo de personas judías protegidas por Schindler para protegerle a él en el proceso de la liberación. Creo que estas cartas pueden ser un buen soporte del relato de las vidas de estas personas: cartas de resistencia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s